jueves, 24 de mayo de 2012

Coger literalmente al toro por los cuernos

Noooo.... Soy antitaurina y nací en Francia, nunca le haría daño a un animalico.

Intencionadamente me refiero. Es que hubo una vez que... Oh ¡Dios mío! Prefiero no recordarlo. 

Así que nunca cogeré literalmente al toro por los cuernos. Pero a algunx, sí que me gustaría. Y no sólo por los cuernos. Será porque hoy iba por la calle (me he cerciorado antes de que iba sola, claro) y he escupido (ooohhhh) y ahora me siento un poco macarra.

No, tampoco van por ahí los tiros. Los infames deberían ocupar en nuestras existencias el espacio justo que ocupa una pequeña caja dentro de un cajón o encima de un armario. A la vista tal vez no, pero sí a mano. No tirarla. Guardarlas todas. Cerradas pero a mano. Para no olvidar que siempre habrá una parte de infamia en nuestras existencias que desgraciadamente no podremos evitar. Por más que te eduquen para ser bueno con los demás, para tener valores, ética, ideales, siempre habrá un infame por ahí que venga pisando fuerte y queriendo descuajaringarte el chiringuito.

Y lo que yo pienso a veces. Educar a mis hijas en el respeto y la educación para que venga un desgraciado o una desgraciada e intenten hacerles daño y que no sepan cómo defenderse. Aprenderán, como lo hemos hecho todos, pero cómo me gustaría tener el poder de evitarles ese trance.

Pero no iban por ahí los tiros; y una noche más twitteando con mis.. amigos. Me cuesta pronunciar esa palabra. Escribirla en este caso. Amistad y amor son dos palabras que no deberían pronunciarse en vano. Y no porque no sean dignos merecedores de  toda la amistad de la que alguien fuera capaz de dar, que lo son. Sino porque la amistad debe ir siempre en ambos sentidos.

Pero repito que por ahí no van los tiros. Simplemente que no quiero dejar de escribir. Y ayer me encontré de repente con que no tenía nada que decir. Y no me da la gana callar. Así que  esta noche he cogido al toro de la inspiración por los cuernos y le he escupido un no rotundo en toda la cara.

Buenas noches!